Gigantes en la Biblia (Nephilim)


Cuando era chico, al leer la Biblia, me habia impresionado el relato de la existencia de Gigantes en tiempos remotos. Pero recien cuando me interesé en el Titan Prometeo y pude comprobar que la mitologia griega tambien hablaba de una raza de Gigantes que habia precedido a la raza humana, fue cuando decidí averiguar mas sobre el tema.

La Biblia recoge la existencia de una raza de gigantes llamada «Nefilim». El Génesis afirma que «Había gigantes en la tierra en aquellos días, (y también después) cuando los hijos de Dios se unían a las hijas de los hombres y ellas les daban hijos: estos fueron los héroes de la antigüedad, hombres famosos.» (Génesis, 6:4). En este versículo «gigante» es una traducción del hebreo «Nephilim». A estos nefilim no solo se le atribuye la responsabilidad de la catástrofe que desembocaría en el Diluvio, en otros textos se argumenta que el mismo fue expresamente realizado para eliminarlos de la faz de tierra.

Sin embargo la raza de los gigantes no desapareció totalmente con el Diluvio, pues el pueblo hebreo debió enfrentarlos en tiempos de Moises y posteriormente el mismo David debio derrotar  a un descendiente denominado Goliat.

El Libro de Enoc: (de la biblia etíope); presenta una descripción más detallada sobre los gigantes bíblicos. El diluvio universal, y como consecuencia la destrucción de toda la humanidad fue provocada por estos seres -Libro Enoch capítulo 10:1-9-, que no habrían sido creados según los planes de Dios -Libro Enoch capítulo 10:15-16 7.cp15- , no tienen capacidad espiritual y por tanto no tienen resurrección. Similarmente se trata según otras versiones, de la descendencia de los ángeles caídos y las hijas de Caín, de donde surgió esta raza con el fin de sabotear los planes de Dios, cruzándose y contaminando la descendencia de Adán. (Ne-phil'-im, significa derribadores). Los Nefilim aparecen como el deseo contranatural de algunos ángeles de tener relaciones sexuales con las mujeres de la tierra engendrando mutantes.

Libro de los Jubileos: (de la biblia etíope), complementa la historia presentada en el Libro de Enoc. "Allí nacieron los famosos gigantes de los primeros tiempos, de gran estatura y expertos en la guerra. Pero no fue a ellos a quienes Dios eligió y les dio el camino de la ciencia; ellos perecieron por su falta de discernimiento, perecieron por su insensatez". (Baruc 3:26, 3:27 ,3:28)

En el Libro de la Sabiduría:(un libro Deuterocanónico de la Biblia) "Así también, al comienzo, cuando murieron los orgullosos gigantes, la esperanza del mundo se refugió en una balsa (Arca de Noé) que, conducida por tu mano (Yahvé), dejó al mundo la semilla de una nueva humanidad". (Sabiduría 4:6)

En cuanto a nefilim, los exégetas y eruditos no se ponen de acuerdo al respecto del sentido último de esta palabra. Alguno dicen que deriva del verbo nafal: caer, ya que cayeron en el pecado y la perversión, e hicieron caer al resto detrás. Para los arameos, el término Nephila se refirió específicamente a la constelación de Orion, y así los Nefilim serían descendientes medio divinos de esta constelación.

Algunos científicos, basados en la Tradición y en cálculos de otra naturaleza, consideran que los gigantes fueron una raza entre cuyas formaciones genéticas sobresalía la estatura y la particularidad de tener seis dedos en cada extremidad. Vale la pena destacar una particularidad: algunos de los restos osteológicos pertenecientes a “gigantes” encontrados, tenían seis dedos en cada una de sus extremidades. La Biblia también recoge este dato, como dijimos.

La pregunta de rigor sería: ¿Hay evidencia material de la existencia de tales gigantes?. Y la respuesta es: Sí, la hay. En los cinco continentes, se han descubierto restos de esqueletos humanos que lo demuestran. Estos restos avalan las leyendas y tradiciones que el folcklore popular ha recogido sobre estas criaturas.

La importancias que han tenido los gigantes en la historia del pueblo hebreo y su existencia luego del diluvio nos ha permitido encontrar una gran cantidad de referencias dentro de la Biblia: Génesis 6.4 ; Números 13.33; Deuteronomio 2.10, 3.11.18; Josué 12.4, 13.12, 15.8; 1º Samuel 17:4,5,6; y 1º Crónicas 20.4-7.
Cuando conducidos por Moises, luego de haber huido de la esclavitud en Egipto, los hebreos llegaron a la tierra prometida por Dios, los pueblos que ocupaba las tierras de Canaán eran de gran estatura y acostumbraban a actuar con astucia y artimañas.

Moisés envió entonces a doce exploradores para investigar (uno por cada una de las doce tribus). Diez de los espías regresaron y explicaron que sería imposible tomar el control de esa tierra, pues  allí vivían gigantes que aniquilarían al ejército hebreo. Sólo dos espías, Josué (de la tribu de Efraín) y Caleb (representante de Judah), regresaron y manifestaron que Dios les ayudaría a que la nación hebrea se asentara en Canaán.

Según el relato de la Biblia, a causa del testimonio de los diez exploradores, los hebreos decidieron no entrar en Canaán. Por esta desobediencia Dios los obligó a deambular por el desierto durante cuarenta años antes de permitirles entrar en Canaán y conquistarla como su hogar. Los únicos hebreos adultos que sobrevivieron esos cuarenta años y pudieron entrar en Canaán fueron Josué y Caleb, como premio por su fe en Dios.

De esta historia relatada en en el libro de Números  algunos han tomado como enseñanza, que con la fé se puede vencer a los gigantes, pues a veces, por miedo y temor, le damos mucha importancia a los datos físicos. Cuando estamos en guerra con un enemigo externo o con enemigos que se encuentran dentro nuestro, los datos concretos no deberían ser el único parámetro para valorar el poder de las partes. El espíritu del ser humano, su fe, su firmeza y su apego al objetivo por el cual pelea, no son menos importantes -y quizás hasta lo son más aún- para el resultado final de la lucha.

Si asumes que no hay esperanza, garantizas que no habra esperanza. Si asumes que hay un instinto hacia la libertad, hay oportunidad para cambiar las cosas y contribuir a un mundo mejor. Esa debería ser la alternativa.

Cabe recordar entonces, la lucha desigual que debió afrontar el joven David al enfrentar a cuerpo gentil, solo con una honda, al gigante Goliat (de mas de 3 metros de estatura), armado con lanza y espada, cubierto por una fuerte armadura y derribarlo cuando lanzó una piedra recien recogida con su honda para posteriormente cortarle el cuello con su propia espada. Todo estaba aparentemente en su contra, pero tenia la determinación y el coraje de seguir sus sueños.







Conclusión

Según esta visión ancestral, en los comienzas de la humanidad ya existían unos seres (observadores, ángeles o Hijos de Dios) que eran venerados y temidos por los humanos y dado que gustaban de sus mujeres, decidieron unirse con ellas para procrear juntos a una raza de Gigantes denominados Nefilim.

Debido a su gran tamaño, los Nefilim estaban bien dotados para la guerra, aunque no eran muy inteligentes, pues la Biblia los describe como insensatos, sin discernimiento y sin capacidad espiritual.

Si bien fueron diezmados durante el diluvio, algunos sobrevivieron, se juntaron en pueblos y los hombres les temían debido a su tamaño, a tal punto que Moisés debió postergar por 40 años el ingreso a la tierra prometida por el miedo que tenia la gran mayoría del pueblo hebreo para enfrentarlos y decidieron entonces marchar por el desierto.

Aunque luego de deambular ocuparon la tierra de Canaán, se necesitaron muchos siglos para perderles definitivamente el miedo y que la humanidad derrotara a los Gigante, esto ocurrió simbólicamente en la victoria de David contra Goliat. Este joven David de apenas 15 años, es el que posteriormente fue designado como el Rey David, padre de Salomon en cuyo reinado se terminó de construir el templo de Salomón.

Me llama la atención que estas historias, fundacionales de la civilización Judeo-Cristiana y que involucra a personajes Bíblicos tan importantes como Moisés o David, no sean nunca mencionadas por los sacerdotes. Sin embargo, las historias de los gigantes, como tantas otras, están alojadas en nuestro inconsciente. Así nos ha ocurrido con otros sucesos que nos parecen familiares, pero no podemos asociarlos conscientemente dado que no son compatibles con la historia oficial que nos han contado.

Entonces, sería bueno que antes de buscar a los extraterrestres u ovnis en el cielo, o no se donde, nos fijemos mas y con mayor atención en nuestro interior y a nuestro alrededor, pues en mi opinión, existen personas interesadas en mantener ciega a la raza humana, simplemente para someterla o tal vez para seguir obteniendo beneficios de la ignorancia.

La búsqueda de los orígenes de la humanidad en el planeta nos va a permitir conocer nuestras limitaciones y abrir la mente para recuperar los conocimientos que nos permitirán ser libres e infinitos

Sin embargo el miedo interior a enfrentar lo desconocido nos paraliza. Ojala encontremos, como David, la piedra en el sendero que nos permita enfrentarlos.









Referencias Biblicas
*    Genesis “Los nefilim existían en la tierra por aquel entonces (y también después), cuando los hijos de Di-s se unían a las hijas de los hombres y ellas les daban hijos: estos fueron los héroes de la antigüedad, hombres famosos. (Gen 6.4)
*    Números: "Cuando Moisés envió a los espías a la tierra de Canaán, regresaron con la noticia de que allí habitaban gigantes" (Num. 13:33).
Num 31      Pero los hombres que habían ido con él dijeron: "No podemos subir contra ese pueblo, porque es más fuerte que nosotros."
Num 32      Y empezaron a hablar mal a los israelitas del país que habían explorado, diciendo: "El país que hemos recorrido y explorado es un país que devora a sus propios habitantes. Toda la gente que hemos visto allí es gente alta.
Num 33      Hemos visto también gigantes, hijos de Anaq, de la raza de los gigantes. Nosotros nos teníamos ante ellos como  saltamontes, y eso mismo les parecíamos a ellos."

*    Deuteronomio:" Los emitas habitaron en ella antes, pueblo grande y numeroso, y alto como los hijos de Anac. Por gigantes eran ellos tenidos también, como los hijos de Anac; y los moabitas los llaman emitas. Porque únicamente Og Rey de Basán había quedado del resto de los gigantes. Su cama, una cama de hierro,cuya longitud es de nueve codos, y su anchura de cuatro codos, según el codo de un hombre". (Deuteronomio 2:10, 2:11, 3:11). "(Lutero tradujo en lugar de cama de hierro: ataúd de piedra). Modificada por la medida de hoy, era la cama de hierro 4,72 metros de largo y 2,10 metros. En consecuencia, Og era aún mayor que Goliat.
*    Samuel “De las tropas de los filisteos Salió un Paladín que se llamaba Goliat, de Gat. Este Tenía de estatura seis codos y un palmo, Llevaba un casco de bronce en la cabeza y estaba vestido con una cota de malla de bronce que pesaba 5.000 siclos (57 Kg.). Sobre sus piernas Tenía grebas de bronce y entre sus hombros llevaba una jabalina de bronce. El asta de su lanza Parecía un rodillo de telar, y su punta de hierro pesaba 600 siclos. (6,8 Kg) (Samuel: 17: 4-6). La longitud del codo bíblico era de 52,5 cm (según el codo de un hombre).Por lo tanto, Goliat tendría 3.37 metros de altura.
*    Cronicas “Aconteció después de esto que hubo en Gezer otra batalla contra los filisteos. Entonces Sibecai, de Husa, Mató a Sipai, uno de los descendientes de los Refaítas. Y ellos fueron sometidos. Hubo otra batalla contra los filisteos. Entonces Eljanàn hijo de Jaír Mató a Lajmi, hermano de Goliat el geteo, el asta de cuya lanza era como un rodillo de telar. Y hubo otra batalla en Gat, donde Había un hombre de gran estatura, el cual Tenía seis dedos en cada mano y seis dedos en cada pie, veinticuatro en total. El también era un descendiente de Harafa. El Desafió a Israel, pero lo Mató Jonatàn hijo de Simea, hermano de David.” (Crónicas: 20:4-7)
*    Eclesiástico: "¿Acaso, siendo joven (David), no mató a un gigante y extirpó el oprobio del pueblo, cuando lanzó una piedra con la honda y abatió la arrogancia de Goliat?" (Eclesiástico. 47:4)
*    Baruc: "Allí nacieron los famosos gigantes de los primeros tiempos, de gran estatura y expertos en la guerra. Pero no fue a ellos a quienes Dios eligió y les dio el camino de la ciencia; ellos perecieron por su falta de discernimiento, perecieron por su insensatez". (Baruc 3:26, 3:27 ,3:28)
*    Libro de la Sabiduría:(un libro Deuterocanónico de la Biblia)"Así también, al comienzo, cuando murieron los orgullosos gigantes, la esperanza del mundo se refugió en una balsa (Arca de Noé) que, conducida por tu mano (Yahvé), dejó al mundo la semilla de una nueva humanidad". (Sabiduría 4:6)



Visión de las distintas religiones
·       La visión judía tradicional 
Según la visión judía tradicional, derivada del Libro de Enoch, los progenitores del Nephilim fueron una clase particular de ángeles - el Grigori (Observadores) -, aunque hay controversia en este punto. Otros, especialmente algunos Cristianos, sugieren que los "hijos de Dios" fueron completamente humanos. También se ha dicho que, uno de los propósitos de Dios al inundar la Tierra en tiempos de Noé, fue deshacerse de los Nephilim. La referencia Bíblica de Noé acerca del "perfeccionamiento en sus generaciones" puede hacer referencia a la limpieza de la línea de sangre de los Nephilim-Liberta, aunque se puede inferir que había más diversidad entre sus tres nueras.
·       La opinión de la Iglesia Ortodoxa etíope
La Iglesia ortodoxa etíope, explica que Génesis 6:1 alude a ciertos seres humanos, del linaje de Seth, los llamados hijos de Dios que tienen una relación de pacto con Yahweh (cf. Deuteronomio 14:1; 32:5). Según las fuentes, estos hombres habían comenzado a sentir intereses carnales, de modo que tomaron como esposas a las hijas de los hombres; es decir, los descendientes de Cain. Esto se señala, sin lugar a dudas en la mayoría de las versiones Ortodoxas de yo Enoch y los Aniversarios, pero también es el punto de vista presentado por textos no bíblicos más antiguos, especialmente el Segundo Libro de Adán y la Víspera.
·       La opinión de la Iglesia Católica
Aunque los autores modernos discuten la identidad exacta de los "hijos de Dios" que la biblia menciona, las interpretaciones clásicas los identifican con los "ángeles de Dios" mencionados antes en el texto bíblico. Desde la interpretación de San Agustín, por el contrario, la Iglesia Católica enseña que se trata de los descendientes de Set.            A pesar del texto literal de la Biblia y su interpretación tradicional, es polémica la idea de seres celestiales copulando con humanos, especialmente entre muchos cristianos. Para apoyarse citan a Mateo e interpretan una frase de Jesús que dice que los Ángeles no se casan; sin embargo, el verso en cuestión esta fuera de contexto, porque Jesús dijo que el resucitado no se casa en el cielo, significando que es "como los ángeles". Otros han dado explicaciones figuradas acerca del Nephilim, tal como la idea que ellos fueron los progenitores de hombres poseídos por demonios.
·       La opinión de los testigos de Jehová
Los testigos de Jehová afirman, basados en el texto bíblico, que los "hijos de Dios" eran ángeles que, tentados por Satanás (El Adversario), observaron a las hermosas "hijas de los hombres" y desearon tener relaciones sexuales con ellas. Para hacer esto realidad, vinieron a la Tierra, se materializaron como hombres (lo cual no es difícil para un ser espiritual) y se pusieron a tomarlas como esposas (Génesis 6:1, 2).
El resultado fue que tuvieron hijos híbridos, que se convirtieron en los "Nephilim", hombres gigantescos, poderosos y famosos (Génesis 6:4). Como consecuencia, la Tierra se llenó de maldad (Génesis 6:5), decidiendo a Yavéh Dios darle fin a esa sociedad en un plazo de 120 años (Génesis 6:3), conservando con vida al único humano fiel, Noé (Génesis 6:8), y a su familia, quienes construyeron un arca que les permitió salvarse del destructor Diluvio universal (Génesis 6:13-22). Diversos exégetas creen que no se puede afirmar que "los hijos de Dios" eran seres humanos comunes y corrientes, pues el que los hombres tomen esposas no violaría en ningún momento los mandamientos divinos ni constituye una maldad, y más aún: si se afirma que esto se refiere a la práctica de la poligamia, se debe recordar que Yahvé permitió a los hombres en Su Ley, hasta la venida de Cristo, tener varias esposas a la vez. Hombres que son recordados como siervos de este ser (Abrahán, Jacob, David) tuvieron más de una esposa a la vez.
En el Diluvio tanto humanos desobedientes como Nephilim perecieron (Génesis 7:21-23). Al contrario, los "hijos de Dios", al no ser en realidad humanos, no perecieron, sino que se desmaterializaron y volvieron a la región de los espíritus (el cielo) como ángeles. Sin embargo, debido a su desobediencia (pues abandonaron el puesto que Yahvé les había encomendado (Judas 6) y tuvieron relaciones sexuales, lo cual sería contrario a la naturaleza de los espíritus) Dios los apartaría totalmente de su servicio, y los "encerró en prisión" (1 Pedro 3:19, 20; 2 Pedro 2:4), en el sentido de que se les restringió una parte de sus poderes. Se hicieron ángeles de Satanás o el Diablo (“El Adversario”), y de ahí en adelante la Biblia los llama "Demonios". Según esta interpretación, ya no pueden materializarse, pero aún influyen en los actos de la humanidad, promoviendo especialmente las prácticas sexuales que la Biblia condena como ilícitas o incluso pervertidas. Según la Biblia, solo les espera su destrucción definitiva junto con su líder, Satanás (Apocalipsis 20:10), lo cual los estremece de horror (Santiago 2:19).
Fuentes
Videos
Evidence for giants nephilim rephaim anunaki - Documental (Idioma Ingles)-  http://www.youtube.com/watch?v=N63lhtx2q8o
Documentales On Line
Nefilim - Drunvalo Melchizedek – Documental -  http://www.youtube.com/watch?v=5UJ0QQ8yICQ
Sumeria, nuestros origenes extraterrestres de Nibiru - Documental - http://www.youtube.com/watch?v=85vQsidsiDo
The Anunnaki & the Myth of a 12th Planet – Video (Ingles) - http://www.youtube.com/watch?v=fpN_KD7b0NQ
The Lost Book of Abraham - Documental - http://www.youtube.com/watch?v=LOdOOYIh63Y
El Ojo de Horus - Documental - http://www.youtube.com/watch?v=MPDWvHNKmEo
La Pirámide – Documental - http://www.youtube.com/watch?v=1jnBZokvUdg
Misterios de las Pirámides – Programa Televisivo - http://www.youtube.com/watch?v=M8OxK-qHiEc
Misterios del pasado – Documental - http://www.youtube.com/watch?v=TZlqo3CxzMI
Conferencia David Icke: Manipulación interdimensional – Conferencia -http://www.youtube.com/watch?v=OYc-QzFutxE
Nassim Haramein - Nuestra Verdadera Historia – Conferencia -http://www.youtube.com/watch?v=8wVEWfWlQrc
Los discos Dropa – Documental - http://www.youtube.com/watch?v=J7Jj57yrxM0
Textos Online
http://www.bibliotecapleyades.net/sitchin/codigos/codcosm09.htm 
http://es.wikipedia.org/wiki/Nefilim 
http://es.wikipedia.org/wiki/Elohim 

Libros
La Biblia (Génesis Capitulo 6)
Corán
Torá
La Biblia de iglesia Ortodoxa Etíope
Libro de Enoch (Capitulo 6, 15 y en muchos otros) http://isaiasgarde.myfil.es/get_file?path=/libros-apocrifos-enoc.pdf
Libro de los Jubileos
Libros Gnósticos
Bhagavata Purana

The Book of Abramelin (Su versión original se encuentra en Hebreo)



Interpretación y comentario
El libro “Devarim” “Deuteronomio” es también conocido como “Mishné Torá” “Repetición de la Torá”, pues Moshé repite en él todas las cosas que ya se dijeron en la Torá. En la parashá “Shmot” “Éxodo”, Moshé dice que él no es un hombre de palabras: “Y le dijo Moshé a Dios: Te ruego, Adonai, no soy yo hombre de palabras ni desde ayer ni tampoco desde anteayer, ni desde el tiempo en que has hablado a Tu servidor, ya que lento de palabra y lento de locución soy yo” (Éxodo 4:10). Con el correr del tiempo, Moshé se convierte en líder y repite las palabras de Dios delante del pueblo. Por eso, el libro de Deuteronomio comienza con las palabras: “Estas son las palabras que habló Moshé a todo Israel” (Deuteronomio 1:1).
La parashá comienza con la continuación de la travesía hacia la tierra de Canaán. Dios le dice a Moshé que debe levantarse e ir al Monte Seir, al lugar donde estaban asentados los hijos de Seir. Dios avisa al pueblo que, en su camino hacia la Tierra Prometida, van a encontrarse con otros pueblos y deben comportarse con ellos de manera pacífica y no provocarlos, pues también aquellos pueblos recibieron de Dios un territorio para asentarse en él.
Antes del asentamiento de los moabitas en Moab, ellos se asentaron en Refaim, un pueblo antíguo a cuyos miembros se los consideraba gigantes, y los moabitas los llamaron “Emim”: “Los Refaim son considerados ellos también como gigantes. Pero los moabitas los solían llamar “Emim” (Deuteronomio 2:11). También en los territorios pertenecientes a los hijos de Amón se asentaron los Refaim y los Amonim los llamaban “Zamzumim”, de la palabra “mezimá” (“astucia”), pues eran pueblos de gran estatura que acostumbraban a actuar con astucia y artimañas: “Y los Amonitas los llamaban “Zamzumim” (Deuteronomio 2:20). Moshé destaca que Dios exterminó a los Refaim y permitió a los Amonitas heredar su tierra (Deuteronomio 2:21).
Se les ordena a los hijos de Israel cruzar el río Arnón hacia el reino de los Emorim (Deuteronomio 2:24). Moshé se dirige a Sijón, rey de los Emorim, en son de paz, pero él decide salir a la guerra contra Israel. Los hijos de Israel destruyen sus ciudades, matan a sus habitantes y toman el botín. Después de la guerra contra Sijón, los hijos de Israel continúan su travesía hacia Bashán, hacia la tierra de Og, quien también era un gigante, sobreviviente del pueblo de los Refaim (Deuteronomio 3:11). Dios calma al pueblo para que no tema porque, así como Él hizo con Sijón, rey de los Emorim, también hará con Og, rey de Bashán (Deuteronomio 3:2-3).
En la parashá “Shlaj Lejá”, en el libro de Números, leímos por primera vez la descripción de los pueblos asentados en habitantes de la tierra como gigantes y se compararon a sí mismos como langostas, como pequeños insectos que se pueden destruir fácilmente: “...Es tierra que se come a sus habitantes, y todo el pueblo que hemos visto en su seno, hombres de estatura son. Y ahí hemos visto a los Nefilim: los hijos de Hanak, descendientes de los Nefilim, aparecimos ante nuestros ojos como langostas, y así éramos ante los ojos de ellos” (Números 13:32-33).
Los espías describen a la tierra como que “come a sus habitantes“ y las langostas son la creaturas más pequeñas que pueden ser comidas. Así ellos destacan su sensación de que la tierra los va a tragar fácilmente. La imagen de las langostas es la imagen propia: los espías se ven a sí mismos pequeños frente a las personas de gran estatura
 En la parashá “Devarim”, Moshé recuerda el relato de los espías y nuevamente son recordados los gigantes que habitan la tierra: “Y también hijos de Anak (gigantes) vimos ahí” (Deuteronomio 1:28).
Muchas explicaciones se dieron al adjetivo “anak” (“gigante”). Para nosotros, “Refaim” y “Anakim” son personas de gran estatura. Es decir, opuestos a los seres de pequeño tamaño, como las langostas. La parashá “Devarim” trae, como ejemplo, las medidas del cajón en el cual fue enterrado Og, rey de Bashán, y estima así el tamaño intimidante del rey: “Pues solamente Og, rey de Bashán, había quedado del remanente de los Refaim. He aquí que una cama, cama de hierro, -que por cierto está en Rabbah de los hijos de Amón-, nueve codos es su largo y cuatro codos es su ancho, en codo de hombre” (Deuteronomio 3:11).
En nuestra parashá se aprende que gracias a la ayuda de Dios se puede vencer a los gigantes: “Entregó Adonai nuestro Dios en nuestra mano, también a Og, rey de Bashán, y a todo su pueblo. Lo batimos hasta no dejarle sobreviviente” (Deuteronomio 3:3).
La descripción de los Refaim, personas de gran estatura, los Nefilim, Og rey de Bashán, Goliat y otros gigantes, nos quiere enseñar que, a veces, por miedo y temor, le damos mucha importancia a los datos físicos.
Cuando estamos en guerra con un enemigo externo o con enemigos que se encuentran dentro de nosotros los datos concretos no deberían ser el único parámetro para valorar el poder de las partes. El espíritu del ser humano, su fe, su firmeza y su apego al objetivo por el cual pelea, no son menos importantes -y quizás hasta lo son más aún- para el resultado final de la lucha.
* Profesora de Biblia, Instituto Schechter de Estudios Judaicos, Jerusalén Editado por el Instituto Schechter de Estudios Judaicos, la Asamblea Rabínica de Israel, el Movimiento Conservador y la Unión Mundial de Sinagogas Conservadoras. Traducción: rabina Sandra Kochmann

MITOS Y LEYENDAS

Artículos con una lectura diferente sobre los Mitos, Leyendas e Historias que nos han contado.

ALGUNOS TEMAS PARA COMPARTIR